domingo, 8 de julio de 2018

SOLIDARIDAD

Mi fotografía de hace unas horas 
día 7 de Julio

SIN PALABRAS
TODOS SABÉIS...
Verónica O.M.

sábado, 7 de julio de 2018

DESCANSO VACACIONAL

Simpático gif de Internet

Soy el más feliz
sin necesitar demasiado:
un refresco,
algo para comer,
buena música,
y al son de ella
mecerme
para liberar
tensiones.
OS DESEO UN FELIZ VERANO
☀💦 📻 🏩 🌊 🍻

Y quien de vosotros
estéis en invierno,
cuando queráis
daros cuenta
os ha llegado 

la calor.
 ☀☀☀☀☀☀

Y así año tras año:
Unos asfixiándose
y otros tapándose
hasta las orejas.


🌹🌸🌷🌼🌺🌻🍀

Verónica O.M.

domingo, 10 de junio de 2018

LA VACA LISTA relato

Simpático gif de Internet 

La vaca 
estaba muy harta
de que la ordeñaran 
mañana y tarde
y no se le ocurrió 
otra cosa 
que hacerse
 la muerta.
El ordeñador
trató de reanimarla 
y le gustó tanto
que cada dos por tres
la tenía moribunda 
y esperando...
Verónica O.M.

domingo, 13 de mayo de 2018

ENTRAÑABLE...



Letra en castellano

ES POR TI (Luz - Castellano) 

Escribo una y otra vez 
No puedo vivir sin ti 
Me paso los días esperándote 

Cómo te puedo amar 
Si lejos de mí estás 
Si yo estoy loca 
Es por ti 

Sé muy bien que desde este lugar 
Yo no llego a donde estás tú 
Y aunque dentro de mi copa está 
Reflejada tu fría luz 
La beberé 
Servil y acabada 
Es por ti 

Sin ti el amanecer 
En lágrimas nacerá 
Mojando la lluvia 
Que caerá sin fin 

Y tú me atraparás 
Con esa blanca luz 
Si yo estoy loca 
Es por ti 

Sé muy bien que desde este lugar 
Yo no llego a donde estás tú 
Y aunque dentro de mi copa está 
Reflejada tu fría luz 
La beberé 
Servil y acabada 
Es por ti


Sau fue un grupo de música pop de Cataluña. Sus principales componentes fueron Carles Sabatercantante, y Pep Sala, que tocó la guitarra y, en ocasiones, los teclados. El grupo se formó el 1987 y duró hasta el 1999, año de la muerte de Carles Sabater.
De la Wikipedia 

jueves, 10 de mayo de 2018

LUCÍA relato Y EN MI SUEÑO poema


Precioso cuadro de Diego Rivera
Hacía un año que Lucía vivía sola. Su madre había fallecido, debido a un infarto fulminante. Se había quedado sola.
Pese a su edad... no tenía amigas, trabajaba y su tiempo libre lo dedicaba a estar con su madre, así que al fallecer se quedó muy vacía.

Sus compañeras de trabajo, en aquella oficina, tenían sus vidas, sus maridos e hijos. Algunas se habían separado, pero al muy poco ya tenían nuevas parejas y se las veía muy ilusionadas, aunque al muy poco estaban de nuevo igual y volvían a empezar...

Ella, en su juventud había tenido un novio al que quiso mucho, pero por cosas de la vida lo dejaron estar a los cuatro años. No se la había vuelto a ver con nadie. Tan sólo conocía a algún compañero de trabajo. Y alguno se le había insinuado.

Por las noches y en sus sueños... la venía a visitar un hombre muy apuesto, del que se había enamorado.
Y deseaba que llegaran pronto  las noches para soñarlo...

Y cuándo se despertaba por la mañana, siempre se  quedaba con aquella angustia. Se había ido sin despedirse de ella. 

Pero siempre volvía a su cita diaria...
Autora Verónica O.M.

EN MI SUEÑO poema 

Cómo un jinete
entras cabalgando
en mi sueño
¿dónde te escondes?
que te busco
y no te encuentro.
Verónica O.M.

sábado, 28 de abril de 2018

UNO DE MIS FAVORITOS...



Enrique Bunbury es uno de mis cantantes favoritos...

Buen fin de semana

lunes, 2 de abril de 2018

PROHIBICIONES relato

Imagen de Internet 

Con una taza de café
en las manos
dos amigas charlan.

Una le dice a la otra:
-Estoy teniendo problemas
con mi novio.

-¿De qué tipo?

-No me deja poner minifalda,
no quiere que me maquille,
me ha prohibido usar tacones,
y đice que si no lo cumplo
me deja sin contemplaciones.

-Espero no le hagas ningún caso.
Tíos cómo este, bien lejos.

-Pero tiene pasta.

-Ni aún así. Te arrepentirías...
Verónica O.M.

sábado, 31 de marzo de 2018

DOS MUJERES 10 FINAL

LUCÍA Y ROSA 10 FINAL micronovela
                                                
A la mañana siguiente Rosa se despertó antes que Lucía, se sentó en la cama y se la quedó mirando con cariño, Lucía cómo intuyéndolo abrió los ojos.

-Buenos días, dormilona.

Dijo amorosamente Rosa

-Buenos días, Rosa. ¿Hace mucho que estás despierta?

-No. Acabo de hacerlo. Te estaba mirando.

-Me he dado cuenta.

-¿No sabes que pensaba?

-No.

-Pensaba en ti y en mi. Hace tan poco que nos conocemos, y ya estamos juntas. Eso es increíble y maravilloso. ¿Estás arrepentida?


-No lo estoy. Nunca pensé estar con una mujer, me refiero a tener ese tipo de relación, pero si te soy sincera no me ha disgustado.

Rosa al oír aquello la abrazó con mucho cariño y la besó muy levemente en los labios.

-Lucía, vente a vivir aquí conmigo. Estarás bien.

-¿No es muy precipitado?

-Pienso que no. Nos conocemos lo suficiente, además nos unen otras muchas cosas.

-Tienes razón. Vendré aquí si quieres. Mi piso es de alquiler, nunca quiso que compráramos uno, se ve que ya tenía intención de abandonarme.

-Este es mio. Bueno cuando lo termine de pagar, al separarme le tuve que dar su parte y tuve que pedir una hipoteca. ¿Cuándo te vienes?

-Déjame unos días para arreglar ciertas cosas, me vendré a vivir contigo.

-Te quiero Lucía. No quiero perderte.



-No me vas a perder. También yo te quiero.

MESA Y CAMA

Dos mujeres
atormentadas sus
vidas pasadas
infiernos, eso tienen
en común ambas.
Se encontraron
una mañana
y se hicieron
inseparables. Hay
quien pensaba
que eran hermanas,
ahora comparten
mesa y cama.
Siempre hay
alguien que habla,
pero eso a ellas
no les importa
para nada.
Verónica O.M.

FIN



He tratado el tema con todo el respeto que merece.

Nadie tenemos el derecho de juzgar.

viernes, 30 de marzo de 2018

DOS MUJERES 9 DE 10

LUCÍA Y ROSA 9 micronovela


Entraron en el restaurante. No era ni muy grande, ni demasiado pequeño, pero si acogedor. Vestía sus rectangulares mesas con unas mantelerías de color rojo pasión y muy bien planchadas.

Las acompañaron hacia una no demasiado grande, no había demasiada gente a aquellas horas, pero a medida que avanzaran los minutos se iría llenando.

Pidieron la comida... 

De primero unos pimientos del piquillo con pisto, de segundo bacalao con verduritas, para beber vino y gaseosa. De postre unos profiteroles con nata y bañados con chocolate.
La comida estaba deliciosa. 


Al acabar pidieron también un cortado con hielo y entonces se recrearon hablando.

Rosa, la miraba de vez en cuándo pero... 


Lucía no sabía bien que pensar de aquellas miradas, le parecía que querían decir algo que ella no sabía descifrar.
-¿Rosa me quieres decir algo? He notado cómo me miras.

-¿De verdad quieres saberlo? ¿No te asustarás?

-¿Debo asustarme?

-Podria ser.

-Dímelo, aunque no me guste.

-Quizás no deba hacerlo.

-Prueba.

Rosa carraspeó un poco. Lo que iba a decir era muy importante para ella.
-Lucía, no se como ha pasado pero me estoy enamorando de ti.


La miró directamente a los ojos.
-¿Eres lesbiana?

-No, no lo soy.

-¿Entonces?

-No sé. Desde que te conozco y de eso hace muy poquito no paro de pensar en ti. Me apetece estar contigo.

Las dos hemos pasado por nefastas experiencias y nos comprendemos. ¿Crees que estoy loca?

-No, claro que no. Si te soy sincera a mi me caes muy bien y no lo veo tan mal. ¿Crees que funcionará?

-Si no probamos no lo sabremos. Quédate esta noche a mi lado. ¿Quieres?

-Bueno.

Por debajo de la mesa se cogieron de la mano. Aquello solo era el comienzo.

Rosa pagó la cuenta y se dirigieron a su piso. 

Al llegar empezaron a besarse. Al principio con un poco de vergüenza por parte de las dos, pero era tanta la pasión que ambas sentían. 
Acabaron en la cama. Eran mujeres, pero que importaba si se sentían felices y no dañaban a nadie.
Continuará
Autora Verónica O.M.

Solamente queda un capítulo para finalizarla. GRACIAS.

jueves, 29 de marzo de 2018

DOS MUJERES 8 DE 10

LUCÍA Y ROSA 8 micronovela

Lucía se levantó del sofá y apagó el televisor, fue al dormitorio dispuesta a acostarse ya que al día siguiente debía trabajar.

                                                     
Se acostó y se quedó con los ojos abiertos al cerrar la luz.
Pensó en su nueva amiga, Rosa. ¡Parecía tan fuerte! Admiraba todo de ella empezando por su belleza, que sin ser muy llamativa tenía algo especial que no había conocido en nadie.
Se la veía una mujer con carácter, intentó imaginársela cuándo decidió no aguantar más en su matrimonio.
Al hombre, no le daría tiempo de machacarla demasiado. Rosa no parecía ser como ella, que aguantó lo inimaginable hasta que él la abandonó. Su nueva amiga era cómo a ella le hubiese gustado ser. La admiraba por ello.

Pasaron los días lentamente y llegó el esperado sábado.

Lucía fue caminando hacia el parque, Rosa ya la estaría esperando. Y así era...

-Hola, Lucía. ¡Qué guapa estás hoy!

Lucía sonrió y le dio un beso en ambas mejillas.

-Todo te lo debo a ti, sin ti seguiría dándo pena.

-Creo, ya hubieras   reaccionado.


-No lo hubiera hecho, lo sé.

Se sentaron en un banco. Lo hicieron a la sombra ya que hacía calor. Estuvieron charlando animadamente y algo curioso no lo hicieron de sus antiguas parejas.

Ambas pensaron que habiendo esperado tantos días para verse el hablar de ellos era una gran pérdida de tiempo.

-¡He reservado mesa en ese restaurante! 

Dijo señalando hacia un lugar.

-¡No quiero causarte molestias!

Contestó Lucía un poco avergonzada.

-No me las causas muy al contrario. Me apetece que conozcas un sitio en dónde se come muy bien.

-¡Yo invito! 

Dijo Lucía

-¡Ni hablar invito yo!

Al rato dirigieron sus pasos hacia allí. El lugar era limpio y a Lucía le encantó.
Continuará

Autora Verónica O.M.

n.c.

visi.

nc