lunes, 8 de julio de 2013

¡VETE, GATO!

Imagen de internet

La mujer caminaba por la calle, pisó algo resbaladizo y pegó tal patinazo que cayó al suelo.
La falda de vuelo se le había subido hasta la cintura, ella muy nerviosa quería tapar esa cosa que enseñaba. No era ni más ni menos... que una faja de esas antiguas en la que iba embutida.
Se levantó como pudo y preocupada. 
-¿Y si alguien me ha visto? 
Y escuchó detrás de ella...
-Miau, miau, miau.
Un enorme gato la miraba, le dio tanto apuro que salió por pies. El gato la miraba asombrado, y echó a caminar detrás de ella.
-¡Vete, gato!
Cuando más intentaba correr, más lo hacía el.
Autora Verónica O.M.

8 comentarios:

Beatriz dijo...

ja,ja pobre gatito.

Verónica dijo...

Jaja, como corren los dos.
Besos

Rafa Hernández dijo...

Igual no era un felino si no un tío con una máscara de gato, y lo que quería era quitarle el refajo.

Besos Vero.

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Jaja, podría serlo. Pero en este caso es un enorme gato (cuatro patas)
Besos, feliz tarde Rafa

EMBRUJO dijo...

jajajjaa que jartaaaaa de reirrrrrrr no se como puees escribir tantas cosas graciosas, tienes una imaginacion grandiosa jajaja jajaj hola amiga he estao unos dias cuidando de mi nietecito y no he podio venir hasta ahora aunque lo intenté esta mañana mi nietecito no me dejó jajaja mañana seguiré leyendo que ya ha vuelto su madre besitosssssssssssssss

Verónica dijo...

Para EMBRUJO
Gracias amiga, me alegra mucho si te gusta y hace reír.
Los nietos, bien valen nuestra dedicación aunque no nos dejen hacer otras cosas, con su cariño nos tienen locas (en el buen sentido)
Besitos, buena noche

MAR dijo...

Jaaa jaa el gato enamorado¡ que bueno...
Bss

Lola dijo...

Pues ya ves Vero, los gatos se enamoran de las personas y ya no la dejan nunca, jajaja. Un abrazo.

n.c.

visi.

nc