miércoles, 1 de mayo de 2013

EL PERRITO




La niña, era una gran defensora y amante de los animales.

Un día cuando llegaba de la escuela, se encontró con un perrito y lo metió en su casa.

-¡Mami, mira lo que traigo!

La madre que estaba en la cocina, apareció secándose las manos en el delantal.
-¿Qué es eso?

-Mami, un perrito. ¿A qué es guapo?

-¿Guapo? Sácalo de casa inmediatamente. Seguro tiene pulgas.

-Porfa mami. ¿Me lo puedo quedar?

-¡Ni hablar, ya puedes echarlo a la calle!

La niña, con todo el dolor de su corazón lo dejó dónde lo había encontrado.
-¡Seguro tienes hambre!
Y en un descuido de la madre entró en la cocina. ¿Y que hizo?
Pues cojer un plato ya preparado y llevárselo al perro.

Escuchó gritar a su madre
-¿Y el plato de tu padre?
Autora Verónica O.M.

6 comentarios:

MAR dijo...

jaja¡ el perro se zampó la comida...
Bss

Verónica dijo...

Para MAR
¡Pobrecillo, tenía hambre! jaja
Besos

La Gata Coqueta dijo...




Las palabras en silencio
son melodías de ternura,
y refugio de sensaciones,
que sigilosas van en busca de emociones
para vestir la vida de alegres tentaciones...
...deteniéndose en perfumar los sentimientos,
con el aroma de las flores, que irán brotado
durante este mes de mayo que termina de comenzar.

Hoy y cada uno de los días...
Un beso y una rosa para ti!

Atte.
María Del Carmen



EMBRUJO dijo...

jajajaja vero cielo mu bien que hizo la niña llevarle el plato de comida del padre, hay personas que no le gusta los animales, yo tengo a mi candy que está mas mimaita que to las cosasssss es un miembro mas de la familia, jajaja y la quiero masssss que a algunas personas besitossssss amiga eres estupenda escribiendo

Verónica dijo...

Para La Gata Coqueta
Mil gracias amiga, siempre me sorprendes.
Besos

Verónica dijo...

Para EMBRUJO
Dado lo que dices, te imagino en la situación de la niña, y pienso que harías lo mismo o muy parecido, jaja
Tu Candy, sin duda debe adorarte, te lo mereces.
Besitos (gracias)

n.c.

visi.

nc