domingo, 27 de noviembre de 2016

MANUEL relato

-Veamos, Manuel, ponga atención a lo que le  pregunto. Si no me entiende a la primera no dude en decírmelo. ¿Está claro?
-Si.
-Empecemos... ¿Qué le sucede para necesitar de mi ayuda?
-No pego ojo en toda la noche.
-Deberá cenar pronto, y después tomarse  una infusión tranquilizante poco antes de irse a la cama. Ya verá cómo descansa mejor.
-Me tendré que tomar dos.
La psicóloga lo miró por encima de las gafas. -¿Dos, porqué?
-Porque después de comer me acuesto hasta las diez.
-¿Y pretende seguir durmiendo?
-Pues, claro. Si no tengo nada que hacer.
Autora Verónica O.M.

n.c.

visi.

nc