viernes, 27 de noviembre de 2015

ALEJANDRA microrrelato

Simpática imagen de internet
Aquella voz llamándola la hizo pararse y volver la cabeza.
-Qué extraño, no hay nadie. Seguro me lo he imaginado.
Echó nuevamente a andar y volvió a escucharla a su espalda. Detuvo sus pasos de nuevo y volvió otra vez la cabeza.
-No hay nadie -se dijo asustada.
Y echó a correr hasta llegar a su casa.
Una vez dentro cerró la puerta con llave y desde una de las ventanas fisgó la calle. En ella no se veía ni un alma.
-Alejandra.
Volvió nuevamente a escuchar. Del susto sintió cómo un líquido caliente mojaba sus pies.
Autora Verónica O.M.

11 comentarios:

  1. Estupendo! El miedo es una respuesta natural ante el peligro, una sensación desagradable que atraviesa el cuerpo, la mente y el alma. Luego vienen con el, los efectos secundarios.
    Vero, un grande abrazo.

    ResponderEliminar
  2. UY,UY,UY me dio cosita,abrazos buen finde.

    ResponderEliminar
  3. Tu relato hace sonreir pero la verdad es que si nos pasara... que miedito...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Joder... es que da miedo!!!

    Besos asustados.

    ResponderEliminar
  5. Hola Verónica.. Es miedo, miedo intenso, esgarrifa.. pero de que..!!!
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  6. Pobre mía, no se entro de quien la llamaba, sería su mente, mejor ni pensar en ello por si acaso... Y venga, a lavarse los bajos. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno. Si. Por ahí uno que vive solo, y no hay mucho movimiento ni ruidos de la calle le pasa. Cualquier ruidito que escucha ya lo asusta ja. Te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  8. El miedo lleva a ello. Un encanto de relato. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...

n.c.

visi.

nc