jueves, 28 de febrero de 2013


Si quieres leer mi relato, clica en este enlace.
Título La niña de los zapatos de charol

miércoles, 27 de febrero de 2013

DE TODO CORAZÓN...

Con vuestro apoyo y cariño, las cosas fueron más llevaderas.
Esta tarde, ya le han dado el alta hospitalaria, ni qué decir lo contentos qué estamos.
De todo corazón, mil gracias.
Besos.
Verónica O.M.
bonita imagen de internet

sábado, 23 de febrero de 2013


Muchas gracias a todos.
 A mi hijo, le darán el alta hospitalaria muy pronto. Martes, o miercoles, a lo sumo.
Agradezco vuestras muestras de cariño.
Besos, buen finde...
Si quieres leer algunas de mis reflexiones clica en este enlace

miércoles, 20 de febrero de 2013

Bonita imagen de internet



Tan solo unos momentos, para saludaros y agradeceros de todo corazón vuestras muestras de cariño y amistad.
Mi ausencia, es debida a la operación de uno de mis hijos (3) la cual fue realizada el día 11 de este mes (permanece en el hospital, evolucionando a diario) el año anterior también fue intervenido, algun@s amig@s ya lo sabéis porque publiqué sobre ello.
No dispongo de tiempo, para contestar vuestros comentarios, ni visitaros, pero en cuanto me sea posible lo haré con mucho gusto.
Mil gracias a todos, os deseo lo mejor.
Verónica O.M.

domingo, 10 de febrero de 2013

En unos días... no podré ni postear, ni visitaros, mil disculpas.
Besos

viernes, 8 de febrero de 2013

TOBI



Simpático gif en movimiento de internet


-¡Tobi, tráeme las zapatillas!

El perro, se las trae de no muy buena gana.
Sabía qué su dueño, lo traería por el camino acostumbrado, ya qué era un pelma de mucho cuidado. No lo dejaba ni respirar.

-¡Tobi, tráeme un cojín para la espalda, me duele horrores!

El perro lo mira. Piensa... qué el gandul de su dueño se está pasando. ¡Ni qué el fuera su criada!  para eso ya tiene a su mujer. ¡Una santa!
Pero le trae el cojín. Una esquinita de él metida en su boca.

-¡Tobi, llama a mi mujer, qué me haga la cena qué tengo hambre y sueño!

El perro, ya cansado hace ver qué va, pero se tumba debajo de la escalera a descansar.
-¡Duérmete si quieres, qué yo no soy tú recadero! 

A los cinco minutos el hombre ronca.
De madrugada, lo despertó el hambre, y un dolor muy grande en su espalda. De haber dormido en una posición muy rara.

Su santa mujer lo dejó dormir.
-¿Para qué lo voy a despertar? ¡El sueño, también alimenta!

El perro, no aparecía, por aquello del cabreo de su dueño. Salió a comer el pienso, cuando él se marcho a trabajar.
-Nací perro, qué trabaje él. ¡Me tiene, hasta el mismísimo hocico!
Autora Verónica O.M.

miércoles, 6 de febrero de 2013

MORFEO VELÓ SU SUEÑO

Bonita imagen de internet
Si quieres leer mi poema está en poemas de vero y más...
Si clicas en este enlace podrás leerlo.
http://poemasdevero.blogspot.com

n.c.

visi.

nc