lunes, 13 de septiembre de 2010

LA LEYENDA FINAL CUENTO


El joven lobo no sabía que hacer, para que la bella joven se fijase en el.
Si se acercara a ella, la joven saldría disparada probablemente muy asustada, lo tenía muy difícil pensó que jamás conseguiría nada.

Pero esto es un cuento, y en ellos todo es posible, solo hay que esperar que llegue el momento idóneo.

La bella jovencita, como cada domingo se dispuso a ir a visitar a su querida abuela, iba estrenando unos bonitos zapatos que parecía que resbalaban un poco.
Con tan mala suerte, que resbaló y cayó al suelo, un grito salió de su garganta, el lobo que merodeaba esperando verla, al ver lo que le había sucedido, por un momento olvidó su condición de lobo, se pegó una buena carrera, la joven al verlo aparecer corriendo se asustó.

Entonces volvió a la realidad, reculó para atrás y se quedó muy quieto, la joven ya tenía plena certeza que aquel bonito lobo, jamás le haría ningún daño.
Despacito el lobo se fue acercando, poniéndose a su lado, la miró a los ojos y ella entendió lo que los ojos de el querían decir.
Se sujetó al lobo y consiguió levantarse.

¡Gracias bello lobo! sin ti no lo hubiera conseguido....la joven lo tocó y acarició su cabeza con mucho cariño.

El lobo estaba sufriendo una transformación muy rápida, la joven no se lo podía ni creer, en cuestión de pocos minutos, se convirtió en un bello joven.
El pelaje de lobo no existía, así que delante de ella había un bello joven muy apetitoso, sus prendas de vestir, su propia piel.

Y la jovencita quedó prendada de el.
La joven se quitó su abrigo y se lo ofreció para taparse.
A partir de aquí todo fue como una película a cámara rápida.

Cuando fue en busca de sus padres, también ellos a la par que su hijo, habían vuelto a la normalidad, la abuela les dio unas prendas para que taparan su desnudez.
Volvieron al pueblo, no dieron explicaciones, tampoco se las pidieron.

Las brujas hacía tiempo ya no vivían allí.

Los chicos se gustaban tanto, que nunca ya se separarían.

Dejó de ser una leyenda, los lugareños pensaban que habían estado en otro lugar muchos años, y que habían decidido volver.
Aquel secreto ¡solo lo sabían ellos nadie mas!
Y esto se acabó, por fa no me hagáis ningún rasguño ¡jajaja!
FIN
Verónica

6 comentarios:

  1. Muy bonito. Te felicito. Me guata como escribes.

    ResponderEliminar
  2. Beatriz:
    Me alegro amiga, que te guste el cuento, y mi manera de escribir ¡mil gracias!
    Feliz semana amiga
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Curioso cuento, me ha hecho gracia que el pobre chaval estuviera sin ropa y que la chica no se asustara...
    "sus prendas de vestir, su propia piel.

    Y la jovencita quedó prendada de el."
    Eso da que pensar, eh? :P

    ResponderEliminar
  4. Es-Fácil:
    Me alegra que te parezca curioso, eso es muy buena señal ¡jajaja!
    Se encontró con un joven apetitoso, y le gustó.
    La jovencita del cuento sabe perfectamente las diferencias que hay entre hombres y mujeres, y lo acepta, es así de sencillo.
    Feliz día amiga
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Hola Vero: precioso el cuento. Me ha gustado.Tienes Arte.
    a MI ME ENCANTAN LOS LOBOS
    Es uno de mis animales favoritos.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. luzysolyluna:
    ¡Hola amiga! me alegro de verte por aquí....
    Me alegra que te halla gustado el cuento, a mi también me gustan los lobos, viéndolos de lejos claro, no vaya a que me quieran comer como a Caperucita Roja.
    Espero amiga, que estés mucho mejor, pido para que así sea.
    Buen fin de semana
    Muchos besos

    ResponderEliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...

n.c.

visi.

nc